«

»

36.000 flores y 7.000 participantes en la Ofrenda a la Patrona de la Ciudad

Los datos hablan de la amplísima participación en la multitudinaria Ofrenda de Flores a la patrona de Castellón, el pasado sábado 5 de marzo, penúltimo día de las fiestas de la Magdalena.

36.000 flores y mas de siete mil participantes, en una ofrenda que debido a la alta y creciente participación se ha celebrado este año en dos momentos, mañana y tarde.

Poco antes de la diez de la mañana, tras el cambio de manto de la imagen de la Virgen, del morado de Cuaresma, al verde como color de la ciudad, y la colocación de la banda de Reina con las insignias de todas las Gayatas y Asociaciones festeras, la Santa Imagen fue descendida hasta su peana, colocada en el centro del altar mayor.

En el exterior un gran panel cubría la fachada de la Casa Prioral, donde campaba la inscripción: 650 aniversario de la Santa Troballa (1366-2016). En el centro, una imagen de la Virgen confeccionada con flores y a sus pies una gran imagen del labrador del hallazgo, Perot de Granyana que lentamente fue tomando forma con decenas de claveles blancos.

La gran alegría de la Ofrenda de la mañana fueron los Colegios de la Ciudad, las casas Regionales, los Entes Vinculados a la fiesta, parroquias, Colles festeres y decenas de familias con sus hijos pulcramente vestidos con los trajes propios de la tierra. Los niños mas pequeños, – el mas pequeño de apenas cinco días -, fueron presentados ante la imagen de la Virgen por el Prior de Lledó, que los alzaba en alto ante la Lledonera.

Algunas de las agrupaciones musicales, entraban en la basílica acompañados por los sonidos de los instrumentos musicales.

Como años anteriores la práctica totalidad de los miembros de la Junta de Gobierno de la Real Cofradía, colaboraron con la Junta de Festes y el Priorato de Lledó en la organización y buen funcionamiento de la Ofrenda.

A todos los participantes se les distribuyó una estampa con un antiguo grabado de la Virgen, en el momento del hallazgo por el labrador. El grabado fue realizado en 1766 por el grabador de Torreblanca Joaquin Frabregat, hace ahora 250 años, cuando se bendijo e inauguró el actual Santuario del Lledó.

A las dos de la tarde, tras cuatro horas de ofrenda y mientras se escuchaban los estampidos de la “mascletá” se entonaban los Gozos y la Salve por la Coral “Veus de Lledó”, la última agrupación que junto con la Asociación de “pal.liers de la Verge” y la Asociación de Barreros y su Coral cerraban la primera parte de la Ofrenda.

 

Las reinas de las fiestas cerraron la Ofrenda

 

La imagen de la Virgen, en una circunstancia inédita en toda su historia, permaneció en el altar mayor de su Basílica, fuera por tanto de su trono, durante casi toda la jornada. A las cuatro de la tarde, el Prior de la Virgen celebró la Eucaristía del cuarto domingo de Cuaresma. Poco después comenzaban a llegar los participantes en la segunda parte de la Ofrenda, integrada por los diecinueve sectores gayateros de la ciudad, con sus madrinas, damas y comisiones, numerosas reinas de fiestas de distintas poblaciones de la provincial, exreinas de las fiestas de Castellón y por ultimo la reina infantil con sus damas, la Junta de Festes y las damas de la ciudad, que acompañaban a la Reina de las fiestas y a la alcaldesa de Castellón, portadoras todas ellas de ramos de rosas blancas.

La Banda Municipal de Música cerraba el cortejo, que fue recibido en la puerta de la Basílica por el Prior Mossén Josep Miquel Francés, revestido de capa magna. En ese momento se sumaron a a comitiva el obispo de la Diócesis Mons. Casimiro López Llorente y los presidentes de la Real Cofradía Ferrán Barberá y Laura Albiol.

El obispo, en una breve alocución dio la bienvenida a todos los participantes a la casa de la Madre señalando que la basílica siempre está abierta para la acogida y de forma especial en este Año de la Misericordia, querido por el papa Francisco. Pidió de nuevo la lluvia para nuestras tierras y agradeció a todos su participación. Posteriormente todas las damas fueron entregando los ramos en manos del prior de la Basílica, que ayudado por el Clavario de la Virgen, Víctor Ignacio Palacio Bernad fueron colocando los ramos a los pies de la patrona.

Los últimos en entregarse fueron los que portaban la propia Reina de la Fiestas y la Alcaldesa de la Ciudad Amparo Marco. La ofrenda concluyó con el canto de la Salve Popular, vivas a la patrona y un largo besamanos que concluyó pasadas las ocho de la noche cuando la Santa Imagen regreso a su Camarín en brazos del “perot” Sergio Renal.

 

.imagen_1406 imagen_1438 imagen_1444 imagen_01445 imagen_1566 aimagen_0818 aimagen_0822 aimagen_0830 aimagen_0838 aimagen_0844 aimagen_0848 aimagen_0852 aimagen_0858 aimagen_0888 aimagen_0916 aimagen_0924 aimagen_0928 aimagen_0934 aimagen_0944 imagen_0467 imagen_0486 imagen_0824 imagen_0826 imagen_1030 imagen_1040 imagen_1304 imagen_1355 imagen_1362 imagen_1372 imagen_1378 imagen_1382 imagen_1386 imagen_1398 imagen_01399 imagen_1400

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook