«

»

´La Iglesia no puede cambiar sus contenidos pero sí sus formas´

A continuación ofrecemos la entrevista que Mosén Josep Miquel Francés, Prior de nuestra Basílica, ha concedido para el periódico Levante.

“La Iglesia no puede cambiar sus contenidos pero sí sus formas”

Prior de la Basílica del Lledó de Castelló. El obispo de Segorbe-Castelló, Casimiro López, designó hace justo un año a Josep Miquel Francés (1955, Camp de Mirra) prior de la Basílica de la Verge de Lledó, el cargo más antiguo de la ciudad junto al alcalde y el párroco de la Concatedral de Santa María.

J.MESTRE CASTELLÓ
Llegó con sólo dos años de edad a Castelló procedente de Camp de Mirra (Alicante). A los 35 años ingresó en el seminario y a los 40 se ordenó sacerdote. Josep Miquel Francés fue proclamado prior de la Basílica de Lledó el mes de septiembre de 2010 en sustitución de Vicent Agut.

¿Cuál es la función del prior de la basílica de Lledó?
La primera finalidad es celebrar el culto diario como ocurre desde hace 500 años. El prior, el alcalde y el párroco de Santa María son los tres cargos más antiguos de la ciudad. En segundo lugar, acoger peregrinos y turistas que vienen a la basílica. Lledó está abierto desde las 08.00 a las 20.00 horas y siempre hay gente. Es el corazón espiritual de Castelló. Y en verano una cosa que he hecho ha sido poner música clásica para que Lledó sea un lugar de acogida.

¿Tiene un prior vacaciones?
Tengo vacaciones en la segunda quincena de agosto, que es cuando no hay bodas en la basílica. Desde mayo hasta septiembre hay tres bodas de media cada fin de semana y la obligación del prior es colaborar con los novios y celebrar la boda.

¿Cuántas bodas se celebran al año en Lledó?
Alrededor de 80 bodas al año y ya se están apuntando al año que viene. De todas maneras, el número de bodas ha bajado en los últimos años, en 2000 se celebraron 120, por ejemplo. Hay algunas parejas que se apuntan y luego se dan de baja por motivos económicos.

¿Por qué se hizo sacerdote?
Entré al seminario a los 35 años y me ordené a los 40. No se por qué me hice, sientes como una llamada, una inclinación, a la cual muchas veces te resistes. Yo también me casi resistí. Tenía una casi novia que, casualmente, luego casé yo. La primera boda que hice fue la de ella y de la cola de su vestido de novia me hice la casulla para mi primera misa. Entré al seminario con la carrera de Historia del Arte y estudios de periodismo y tras trabajar tres años en la diputación de la presidencia de Joaquín Farnós (UCD) y diez años en Radio Nacional.

¿Cuál es el acto más emotivo en la basílica de Lledó?
Aparte del día de la fiesta de la patrona, que el año que viene cumplirá 100 años que se celebra el primer domingo de mayo, otro acto importante es el paso por el manto de la Verge. Se hace tres veces al año y es uno de los momentos más emotivos.
El equipo de gobierno local contempla en su programa electoral una adecuación del entorno de Lledó…
No me han comentado nada al respecto. Lo que más falta hace ahora es proteger el entorno de Lledó por la noche, ya que en algunas noches se hace botellón, partidos de fútbol y hay gente que se acerca con el coche y pone la música a toda pastilla. Una de las cuestiones que hemos planteado es vallar el recinto exterior para proteger la dignidad del lugar. Lledó no es el el Palau de al Festa, es un edificio religioso cuya finalidad es religiosa.

¿Por qué el cargo de prior depende del ayuntamiento?
Porque la basílica y la casa prioral son municipales, es así desde el siglo XIV. Y las relaciones con el consistorio siempre han sido muy buenas. Lledó ha sido la niña de los ojos del ayuntamiento. Hasta la democracia, el único concejal que tenía una función específica era el edil procurador de Lledó.

¿Cuánto tiempo permanecerá como prior?
Puedes permanecer en principio hasta que cumples la edad de jubilación, los 70 años. El ayuntamiento te puede mantener hasta dicha edad, aunque el obispo, si lo considera, te puede cambiar de lugar.

¿Se siente más cómodo con el actual obispo Casimiro López o con el anterior, Juan Antonio Reig Pla?
Prometemos obediencia al obispo, podemos estar más o menos a gusto, pero vamos dónde nos envían.

¿Necesita la Iglesia Católica una renovación?
La Iglesia no puede dejar de ser fiel al evangelio de Jesucristo, pero ha de encontrar los cauces adecuados en cada momento de la historia para transmitir el evangelio, y ahí es donde se ha de actualizar continuamente. La Iglesia no puede cambiar los contenidos, pero sí ha de cambiar las formas cuando lo considere conveniente.

FUENTE: Levante-EMV.com » Castelló

 

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook