¿Qué es una Basílica?

Los primeros documentos que hablan del Lledó como basílica son del siglo XVII. En los capítulos de la Cofradía, transcritos el Llibre de Casa y Hermita de 1683, se dice que los jurados de la Villa de Castelló de la Plana habían decidido construir en la Basílica de la Gloriosa e Inmaculada Virgen María del Lledó una capilla y una casa con habitaciones, para albergar a cuantos devotos visitaban, velaban y hacían oración ante la santa imagen. Nuevamente, en 1763, los jurados y administradores del templo solicitan permiso y autorización al obispo de Tortosa para empeñar los campos de tierra propios, a causa de la necesidad de continuar las obras de la basílica. El nombre cayó sin embargo en desuso.

Derivado de la voz griega Basiliké, podía interpretarse como palacio o casa real, pero también como aula grande, de uso público o privado, donde se celebraban determinadas reuniones. A partir del siglo IV se aplicó el término para identificar las primitivas iglesias paleocristianas. Las primeras que recibieron el título, con carga honorífica, fueron las de los santos apóstoles Pedro y Pablo en Roma, construidas sobre el lugar de su martirio y posterior sepultura, una sobre la colina Vaticana y la otra sobre la Vía Ostiense.

Siguiendo en la diversa acepción del término, también había que recordar la aplicación de éste a un determinado estilo arquitectónico, que imita las salas basilicales romanas, o bien era aplicado a las iglesias más antiguas del orbe cristiano, nacidas al socaire de las primeras luces de la fe.

 

Más información:

· Las Basílicas de Roma.

· El Decreto “Domus Ecclesia” sobre las iglesias-basílica.

· Requisitos.

· Insignias de nuestra Basílica.

· Derechos y obligaciones de las Basílicas.

· El documento pontificio de la Basílica del Lledó.

 

- Basílicas del mundo.

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales

    Facebook
    Facebook