«

»

Castellón recuerda a su Hijo Predilecto Cardona Vives

En 1990, al cumplirse el Centenario de la muerte del sacerdote Mossén Juan Bautista Cardona Vives, ocurrida el 2 de diciembre de 1890, el Ayuntamiento, la Basílica del Lledó, la Congregación de Hermanitas de los Ancianos Desamparados y de manera especial su impulsor Mossén José Doménech Besalduc, párroco entonces de la Trinidad, decidieron trasladar sus restos mortales desde el Cementerio Municipal hasta esta parroquia, construida por su voluntad.

Desde entonces el Prior de la Basílica del Lledó, la Congregación de Hermanitas, la parroquia de la Santísima Trinidad y desde hace unos años la Asociación Cultural “Cardona Vives”, guardan su memoria con dos celebraciones.

La primera de ellas tuvo lugar el domingo día 1 de diciembre en la Basílica del Lledó. La segunda, fue la celebración de la Eucaristía el mismo día del aniversario de su muerte, junto al sepulcro que guarda sus restos mortales en la misma parroquia de la Santísima Trinidad. Esa misma mañana y por parte del Prior del Lledó, se había depositado una corona de laurel ante el monumento que guarda su memoria, en la confluencia de la calle Mayor con la plaza de Cardona Vives, a escasos metros del lugar donde nació y murió, ubicado en el actual edificio de Bankia, antigua Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Castellón, fundado por el sacerdote para evitar la usura de los mas pobres. El monumento a Cardona Vives, con busto de bronce del escultor Juan Bautista Adsurara Ramos fue inaugurado en 2014, al cumplirse el centenario del nacimiento.

05a6bcec-392a-4e8f-8a55-e638d8187c42

Misa en la parroquia de la Santísima Trinidad

A las ocho de la tarde del día 2 de diciembre, como se viene celebrando durante los ultimos veintinueve años, el prior de Lledó mossén Josep Miquel Francés presidió una Misa funeral en la parroquia de Santísima Trinidad, donde se encuentra el sepulcro con los restos mortales del benemérito sacerdote.

La “Schola Jubilemus” con acompañamiento de órgano cantó la “Misa de Requiem”, tal vez la que se escuchó en el entierro de Cardona Vives hace 129 años en la Iglesia Mayor de Santa María, de la que era Arcipreste

Asistieron a la celebración los presidentes de la Junta de Gobierno de la Real Cofradía de la Mare de Déu del Lledó junto a un numeroso grupo de cofrades. Hicieron asimismo acto de presencia algunos expresidentes y expresidentas y una representación numerosa a la Asociación Cultural “Cardona Vives”, que preside Gonzalo Romero.

Al finalizar la Celebración los asistentes se congregaron junto a la tumba del Hijo Predilecto de Castellón. Mientras el coro cantaba el Responso por los difuntos, el prior roció el sepulcro con agua bendecida en recuerdo del bautismo y posteriormente lo perfumó con incienso.

50d721fb-1c82-4b51-918a-73dceb0c1db6 b37fa99f-8b8f-4657-abf2-2cb719ed1faa bb90eea2-4c42-4838-a9c5-3f4fad418325

Mientras se cantaba la Salve a la Virgen del Lledó, de la que don Juan Cardona Vives era prior, mossén Miquel Francés depositó sobre la tumba una corona de laurel, adornada con los colores de la ciudad y de la Virgen. Posteriormente hicieron su ofrenda los presidentes de la Real Cofradía y los representantes de la “Asociación Cardona Vives”.

En días anteriores, sufragado por la Basílica del Lledó y junto con el Semanario Diocesano “Hoja Parroquial”. se distribuyeron en todas las parroquias de la Ciudad 1700 trípticos, divulgando la gran contribución de Cardona Vives en favor de la iglesia local de Castellón y de la sociedad castellonense.

40b0b4b7-d413-4d02-8f7e-557864a65440 103576b9-a8d6-4fcb-a264-2e84c7b9be33 655644c9-867b-4dcc-89c4-8fceaa27aa72 bb80aadc-f587-456d-9724-617d79804a4c 9dc1ba66-2169-41d4-bca1-5265c04339fa fb701d13-c2e0-4106-94d1-74766237e2e1

 

 

 

 

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook