«

»

Con una Misa Solemne cantada por la Coral “Ad Libitum”, concluyen en la Basílica de la Patrona las Fiestas de la Magdalena

Las dos últimas jornadas de las fiestas de la Magdalena en la ciudad de Castellón, tienen un profundo sabor mariano y lledonero. Tras la multitudinaria ofrenda de flores del sábado 25 de marzo, fiesta de la Anunciación del Ángel a la Virgen María y de la Encarnación del Señor, el  domingo 26, ultimo día de las fiestas fundacionales, la Basílica se convirtió de nuevo en epicentro de las celebraciones y meta de centenares de personas, para contemplar el tapiz floral y venerar la imagen de la Patrona.

A las once de la mañana el prior del Lledó, mossén Josep Miquel Francés presidió una Solemne Celebración Eucarística, cantada por la Coral “Ad Libitum” bajo la dirección de Ferrán Badal.

Las lecturas fueron proclamadas por los lectores de la Basílica José Vicente Ortiz  y Antonio Marín. La colecta de este día estaba destinada al Seminario Diocesano, al celebrarse el pasado domingo la fiesta del Patriarca San José, patrono de la Iglesia Universal y de los Seminarios. En el momento de la colecta se distribuyeron dos estampas, una con la imagen de la patrona y otra con una oración para pedir vocaciones sacerdotales y religiosas.

El prior recordó que si el tercer domingo de Cuaresma la Ciudad se convierte en peregrina, para acudir en la Romería de les Canyes al solar de nuestros antepasados, este domingo es Nuestra Señora del Lledó la que congrega el fervor de los castellonenses.

El Evangelio del cuarto domingo de Cuaresma presentaba la curación por Jesús del ciego de nacimiento y por tanto el profundo significado de la luz. El sacerdote rememoró la estrofa de los Gozos de Lledó, que ahora cumplen cien años, donde se presenta a la Virgen como “llum i auxiliadora del poble de Castelló” y también como “far, estel, llum i guía qui mostra el port a la nau”. También destacó el prior que la luz de Jesús, que ilumina las tinieblas de la mente y el corazón de quién se acoge a él, nos llega a menudo a través de su madre, la Virgen María.

 

Gozos y Salve Popular

La celebración concluyó con las peticiones por los enfermos y el canto de los Gozos y la Salve popular por parte de los componentes de la Coral “Ad Libitum”.

A partir de ese momento y hasta pasadas las dos de la tarde, centenares de personas, muchas de ellas familias al completo incluso con niños muy pequeños, comenzaron la visita a la imagen de la Virgen en su camarín. La Imagen de la patrona, como todos los domingos y festivos al concluir la celebración dominical, es vuelta hacía el interior del camarín, donde puede ser venerada a muy corta distancia.

El atractivo de contemplar el panel floral del exterior y la belleza del altar mayor, con los numerosos ramos y canastillas, hizo que muchos de los presentes quisieran inmortalizar ese momento con sus fotografías. Entre las numerosas ofrendas florales del altar, destacaba la gran canastilla de flores situada a su derecha, ofrenda del Ayuntamiento de la Ciudad de Castellón.

 CIG_IMG006

CIG_IMG008

CIG_IMG009

CIG_IMG011

CIG_IMG013jose vicenteCIG_IMG030

CIG_IMG033

CIG_IMG034

CIG_IMG037

CIG_IMG040

CIG_IMG041

tapiz

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook