DECRETOS DE LA PENITENCIARÍA APOSTÓLICA

DECRETOS DE LA PENITENCIARÍA APOSTÓLICA

 

Prot. N. 795/13/I

 

BEATÍSIMO PADRE,

 

 

         Casimiro López Llorente, Obispo de Segorbe-Castellón, junto con el clero y los fieles cristianos encomendados a su atención pastoral, expresa su profunda veneración hacia Su Santidad y humildemente expone que ya desde el siglo XIV existe un fervoroso culto a la Santísima Virgen María del Lledó (“Lidón”), celestial patrona de Castellón. Al santuario del Lledó, reconocido con el notable título de Basílica Menor en el año 1983, suelen peregrinar muchos fieles, no sólo de la Diócesis, sino también de diversas regiones de España, impulsados por su filial devoción a la Virgen Madre de Dios.

Al concurrir este próximo año en domingo la solemnidad de la Titular tendrán lugar, desde el día 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2014, celebraciones sagradas especiales y diversos actos en honor de Nuestra Señora del Lledó en la Basílica Jubilar y en la Iglesia Concatedral de Castellón, donde se expondrá la imagen para su pública veneración, con el propósito de que los fieles cristianos, bajo la intercesión y el ejemplo de las virtudes de la Santísima Virgen María, conformen más profundamente sus actitudes al camino del Evangelio.

         Para que se abra más abundantemente el tesoro de la gracia divina a los fieles, el Excmo. solicitante, implora de Su Santidad el don de la Indulgencia Plenaria.  Y Dios etc.,

 

EN EL DÍA 18 DE DICIEMBRE DE 2013

 

La Penitenciaría Apostólica, por mandato del Sumo Pontífice, concede con agrado la Indulgencia Plenaria, una vez cumplidas debidamente las condiciones de costumbre (Confesión Sacramental, Comunión eucarística y oración por las intenciones del Sumo Pontífice), que podrá ser lucrada por todos aquellos fieles que con corazón verdaderamente penitente visiten la imagen de Nuestra Señora del Lledó, expuesta a la pública veneración en la Basílica jubilar o, durante el tiempo de su traslado, en la Concatedral de Castellón, y participen en las mismas en alguna celebración sagrada o en algún ejercicio piadoso en honor de la celestial Patrona asistiendo atenta y religiosamente, o que, al menos, durante un espacio suficiente de tiempo se entreguen ante la sagrada imagen a la meditación piadosa que habrá de concluirse con el rezo o canto del Padrenuestro y de Símbolo de la Fe (Credo), y con la invocación a la Santísima Virgen María (por ej. Salve, Virgen de Lidón).

 

         Los fieles que se encuentren impedidos por la ancianidad, la enfermedad u otra causa grave podrán igualmente lucrar la Indulgencia Plenaria, si, aborreciendo cualquier pecado y teniendo la intención de cumplir tan pronto como les sea posible las tres condiciones de costumbre, se uniesen espiritualmente a alguna de las celebraciones o peregrinaciones jubilares, ofreciendo sus oraciones y sus dolores o las dificultades de la propia vida a Dios misericordioso por la intercesión de María Santísima.

 

         La presente tendrá validez durante todo el Año Mariano del Lledó. Sin que obste nada en contra.

 

Mauro, S.R.E. Card. Piacenza

Penitenciario Mayor

 

Cristóforo Nykiel,

Regente

 

****

 

PENITENCIARÍA APOSTÓLICA

 

Prot. N. 796/13/I

 

DECRETO

 

         LA PENITENCIARÍA APOSTÓLICA, en virtud de las facultades especialísimamente concedidas por el Beatísimo Padre en Cristo y Señor nuestro, Francisco, Papa por la providencia divina, benignamente concede al Excelentísimo y Reverendísimo Don Casimiro López Llorente, obispo de Segorbe-Castellón, que, con ocasión del Año Mariano de la Santísima Virgen María del “Lledó”, en la basílica jubilar o en la Iglesia Concatedral de Castellón en los días elegidos para utilidad de los fieles imparta al término del santo Sacrificio la Bendición papal con indulgencia plenaria, bajo las condiciones de costumbre (Confesión sacramental, Comunión eucarística y Oración por las intenciones del Sumo Pontífice), a los fieles presentes que, rechazado todo afecto de pecado, hayan participado en la celebración sagrada.

        

         Podrán también lucrar la Indulgencia plenaria aquellos fieles que reciban devotamente la Bendición papal aunque, a causa de una circunstancia razonable, no estén físicamente presentes en los sagrados ritos, con tal de que sigan piadosamente su transmisión en directo a través de la televisión o de la radio.

        

         Sin que obste nada en contra.

 

         Dado en Roma, en la sede de la Penitenciaría Apostólica, el día 18 de diciembre del  año 2013 de la Encarnación de Nuestro Señor.

 

Mauro, S.R.E. Card. Piacenza

Penitenciario Mayor

 

Cristóforo Nykiel,

Regente

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales

    Facebook
    Facebook