«

»

Después de cincuenta años, la imagen de la Virgen del Lledó venerada en Villafames, regresa a la Basílica. (1964-2014)

La iniciativa partió hace cincuenta años de la Revista Hablada “Clima”, que dirigía Francisco Vicent Doménech. Los vecinos de Villafamés habían peregrinado al santuario del Lledó en la Edad Media. Por eso se pensó en entronizar una imagen de la Virgen en la iglesia de la Sangre, de origen medieval. La imagen fue bendecida en el altar mayor del santuario por el prior Mossén Manuel Herrero y el sábado día primero de agosto de aquel año partió hacia Villafamés, recorriendo caminos y senderos.

Para celebrar los cincuenta años de aquel acontecimiento, una comisión organizadora capitaneada por Andrés Renau, promovió el retorno de la imagen a la Basílica y de nuevo el regreso, a través de las montañas, hasta Villafamés.

El pasado viernes 23 de mayo, aquella misma imagen fue bajada al Lledó por Andrés Renau y su esposa, a los que acompañaban el cura párroco de la población Mossén Juan Carlos Vizoso y una nutrida representación de vecinos de Villafamés. La imagen de la Virgen fue recibida por el Prior del Lledó mossén Josep Miquel Francés, siendo conducida hasta el altar mayor donde fue entronizada. La Coral “Al Libitum” cantó los Gozos y la Salve, que concluyó con la incensación y la oración a la Virgen.

El día siguiente, sábado con la presencia del alcalde de Villafamés, el diputado Josep Pons, del Concejal-Procurador de la Basílica del Lledó Miguel Angel Mulet y de representantes de la comisión organizadora y de la Real Cofradía del Lledó, la imagen partió de nuevo a pie, desde la Basílica hacia Villafamés.

Fotos: Paco Jóvena.

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook