«

»

Eduardo Cabedo Claros, autor del ‘Peiró′ de Lledó

cabedo

Vicente Ramón Cabedo Falomir, fundador de Mármoles Cabedo, junto al nuevo ‘Peiró′ de Lledó antes de su colocación

En 1957 el Ayuntamiento y el prior de Lledó Mossén Antonio Prades Safont, que apenas llevaba un año en el cargo, encargan la construcción de una nueva cruz de término a la familia de los escultores Cabedo de la ciudad de Castellón, que por aquellos mismos años esculpen el “peiró” próximo a la ermita de Sant Jaume de Fadrell y la pequeña escultura de San Cristóbal, el patrono de la ciudad para el remate de la puerta principal del Ayuntamiento de la plaza Mayor. La obra fue realizada por el joven Eduardo Cabedo Claros, con apenas veintidós años.

La cruz fue instalada en un primer momento a mitad de la avenida del Lledó, en el cruce con el camino de La Plana. Sin embargo, dos años más tarde al colocarse en aquel lugar el monumento a Perot de Granyana, la cruz fue trasladada a su emplazamiento actual[3].

La Virgen, el Cristo, San Jaime y La Magdalena

La cruz de término del Lledó es un bello ejemplar tallado en piedra caliza. Se representa en una cara la imagen de Cristo Crucificado bajo un baldaquino de trazos góticos, en forma de tiara pontificia. En la otra, mirando hacia la ciudad, aparece la Virgen del Lledó sobre nubes y ángeles reproduciendo el conjunto escultórico venerado en el altar mayor del santuario hasta 1936.

Curiosamente, a ambos lados y marcando las direcciones en el Caminàs hacia la ermita de la Magdalena o Sant Jaume de Fadrell, se representa a la santa penitente, sentada y con una calavera a sus pies y a Santiago apóstol o Sant Jaume, que aparece como peregrino, de pie, indicando el sentido hacia su ermita castellonense.

En la macolla, un bello escudo de la ciudad de Castellón, señala y significa a la institución municipal que lo encargo y el templo donde se venera la patrona de la ciudad.

Lugar de acogida de romerías y peregrinaciones

Como desde hace siglos, el lugar del peirò o cruz de término es el lugar donde el prior de la Basílica y la Junta de Gobierno de la Real Cofradía acogen cada tercer domingo de Cuaresma los participantes en “la tornà” de la Romería de les Canyes, el día de la Magdalena cuando la ciudad conmemora su fundación.

También en este lugar se recibe cada año la imagen del Cristo de Medinaceli y a las Cofradías penitenciales de la ciudad, que cada primer domingo de Cuaresma hacen estación de penitencia en la Basílica Patronal.  Otras romerías o peregrinaciones son asimismo recibidas en este emblemático lugar recientemente restaurado.

perior-segunda

 Fotografía del ‘Peiró′ en 1957

cabedo-joven

Eduardo Cabedo, autor del ‘Peiró′ en 1953

cabedo-dos

Eduardo Cabedo Claros

jaunme-tres

El ‘Peiró′ de Sant Jaume de Fadrell, de Eduardo Cabedo

jaume-dos

Inauguración del ‘Peiró′ de Sant Jaume de Fadrell, de Eduardo Cabedo

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook