«

»

El Centro Andaluz de Castellón celebra a la Virgen del Rocío en Lledó

Centenares de andaluces, así como representantes de Casas Regionales y autoridades municipales celebraron a la Virgen del Rocío en la Basílica del Lledó. El acto se enmarcaba dentro de la Semana Cultural que el Centro Andaluz de Castellón celebra habitualmente por estas fechas. La propuesta de llevar en procesión hasta la Basílica de la Patrona de la Ciudad a la Reina de las Marismas, la Virgen del Rocío partió del prior de Lledó Mossén Josep Miquel Francés. Una idea que pronto fue secundada por el Presidente del Centro Andaluz y por la Junta Directiva.

Con este motivo, el domingo 1 de diciembre, poco antes de la doce de la mañana llegaba por vez primera a la Basílica del Lledó la imagen de la Virgen del Rocío, portada sobre su peana por ocho mujeres vestidas con el traje propio de Andalucía. La imagen hacia su entrada en Lledó bajo los cantos y el rasgar de las guitarras del Coro del Centro Andaluz, que interpretó varios cantos durante la celebración de la Eucaristía. Se encontraban presente los concejales Miguel Angel Mulet Taló, Juan Morales e Inmaculada Enguidanos. En otros lugares, participaban en la Eucaristía la Reina Mayor del Centro Cultural Andaluz, Laura Martínez, junto a sus damas Lidón Calvo, Maria Eugenia Campos y Tania Julián. Acompañaban a la Junta Directiva del Centro Andaluz el presidente y la Reina de la Federación de Casas Regionales de España en Castellón, las Madrinas, Damas y Junta Directiva de las Gaiatas números 4,5,9 y 10, así como las Reinas, Damas y Presidente del Centro Aragonés, junto a presidentes y Juntas Directivas de los distintos Centros Regionales.

El prior les recordó en su homilía que el tiempo de Adviento que ese domingo comenzaba, era un tiempo para volver los ojos a la figura central de este tiempo de espera para la venida del Salvador, como era la Virgen María. Acabó rezando la oración a la Virgen con la que concluye la reciente Exhortación Apostólica “el evangelio de la alegría”.

Al finalizar la Eucaristía se cantaron la Salve de Lledó y la Salve Rociera, concluyendo con vivas a la Virgen, a la blanca paloma y a la Madre de Dios.

Los bailes de numerosas mujeres vestidas con el traje propio de Andalucía, despidieron la imagen de la Virgen a la puerta de la  Basílica.

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook