«

»

El milenario Himno mariano “Akáthistos”, abre las fiestas de Lledó 2015

No pudo haber mejor pórtico para las fiestas de la patrona de Castellón en esta edición de 2015. El domingo 26 de abril por la tarde, en un acto litúrgico, la Coral “Pentecosta” bajo la dirección de Avel.li Flor interpretó en la Basílica el Akathistos, himno de la liturgia oriental griega del siglo VI.

El acto estuvo organizado por la propia Basílica del Lledó y el Perot de la Virgen 2015 don Benjamín Garcés Edo, como homenaje a la patrona en el 75 aniversario de su imagen.

Asistieron al canto del Himno el concejale de Cultura Vicent Sales y el concejal-procurador de Lledó Miguel Angel Mulet, junto al Clavario de la fiesta y los presidentes y vicepresidentes de la Junta de Gobierno de la Real Cofradía y Junta de Señoras Camareras. En el presbiterio tomaron asiento el matrimonio Benjamín Garcés Edo, perot de la Virgen 205 y su esposa Rosa Saura.

Durante la interpretación del Himno, en los momentos oportunos el prior de Lledó Mn Josep Miquel Francés, revestido de capa pluvial fue incensando la imagen de la Virgen. Al final se cantaron los Gozos y la Salve popular mientras volteaban las campanas de la basílica.

El Himno Akáthistos

El Himno Akáthistos es la más grande y célebre composición mariana de la liturgia oriental griega, que medita sobre el misterio de la Maternidad Divina. Sustancialmente es un himno de acción de gracias. La ciudad de Constantinopla, consagrada a María, cuando se veía asediada por los bárbaros recurría a su protección; y le daba gracias con vigilias y cánticos en su honor. Según el relato del Sinaxario, el Akáthistos habría tomado su nombre de las celebraciones nocturnas de agradecimiento a María: “Celebramos esta fiesta en recuerdo de las prodigiosas intervenciones de la Inmaculada Madre de Dios”. Algunos estudiosos han propuesto como autor probable a Román el Melode, príncipe de los himnógrafos del s. VI. La fecha de composición del Akáthistos, según los estudiosos más recientes, oscila entre la segunda mitad del s.V y los primeros años del s.VI

La primera parte del Himno Akathistos a la Mare de Déu relató poéticamente la Anunciación, el Nacimiento y primeras manifestaciones del Hijo de Dios. La segunda parte estuvo constituida por reflexiones teológicas acerca de estos misterios en todas sus aspectos: teológicos, soteriológicos, sacramentales, espirituales y, sobre todo, mariológicos. Se trata de un poema sobre la Encarnación y manifestación del Hijo de Dios y para ello sigue y recrea los relatos evangélicos concernientes a estos hechos.

Como escribió el prior de Lledó en la publicación editada al efecto: “Que la participación en este milenario canto mariano nos ayude a profundizar en los misterios de nuestra salvación, en la que tuvo un papel primordial Nuestra Señora, la Mare de Déu. Que el incienso, que perfumará constantemente la Santa Imagen de Nuestra Patrona, al llenar las naves de esta secular basílica nos evoque la belleza del Cielo, al que todos estamos destinados para cantar las glorias de Jesucristo, su Hijo”

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook