«

»

El servicio de restauración de la Diputación de Castellón, restaurará el manto de la coronación de la Virgen del Lledó.

El Servicio de Restauración de la Diputación Provincial de Castellón, comenzará en breve la restauración del llamado “manto de la coronación”, por llevarlo la imagen de la patrona de la ciudad el día 4 de mayo de 1924, cuando fue coronada pontificia y canónicamente por el cardenal de Tarragona Francesc Vidal i Barraquer.

El manto fue depositado el pasado viernes, 20 de febrero en los servicios de restauración, que la Diputación Provincial tiene abiertos en el complejo de la Penyeta Roja.

El manto fue entregado por el prior de la basílica mossén Josep Miquel Francés, por el concejal-procurador de Lledó don Miguel Angel Mulet Taló y por la presidenta de la Junta de Señoras Camareras de la Real Cofradía, doña Teresa Vilar Vilar. Por parte del Servicio fue recibido por la directora doña Carmen Pérez.

 

Un manto de 1924

El manto fue encargado en 1923 a los prestigiosos talleres de Justo Burillo, de Valencia, para lucirlo la imagen el día de la coronación. Según el doctor Campos Herrero, se trata de una de las obras que mayor prestigio han dado a la artesanía valenciana del bordado, tan importante como tradicional. Lo describe este autor indicando que “sobre un tisú de plata brescada, se desborda un elegantísimo dibujo modernista, realzado con bordado hecho a mano, empleándose oro de 990 milésimas. Esmaltado con 143 filigranas engarzadas y gran profusión de esmeraldas, el dibujo forma rosas, torres, lazos y botones, apareciendo salpicado el fondo con flores de lis. La imponente cartela central lleva un medallón, bordado con sedas de colores”. Esta fuente, identificada con la “Fons Vitae” o pozo de la vida, es el símbolo de la Virgen de la cual nació Jesucristo, el Hijo de Dios hecho hombre. El escapulario o petillo lleva el anagrama de María, en oro fino y una delicada puntilla. El fleco, en oro de la misma calidad, forma un enrejadillo con canelones y colgantes. A su llegada a la ciudad fue expuesto en los escaparates del comercio de Juan Rodríguez, junto con la enaguas ofrecidas a la Virgen por la casa “Bola de Nieve”. Este manto, que luce actualmente la imagen de la Virgen la víspera y el día de su fiesta principal, fue salvado de su desaparición en 1936 debajo del colchón de la cama de una enferma.

Manto de la coronación

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook