«

»

Estación de Penitencia del Cristo de Medinaceli en Lledó

Con solemnidad y emoción el pasado domingo primero de Cuaresma, hizo Estación de Penitencia en la Basílica del Lledó la venerada imagen del Cristo de Medinaceli.

La imagen, acompañada de los miembros de su Cofradía fue procesionada desde la parroquia de la Sagrada Familia hasta el templo patronal. Con esta celebración se inician las procesiones de Cuaresma en la Ciudad, con la participación de una representación de todas las Cofradías Penitenciales de Castellón.

Acompañaron al Cristo la presidenta de la Cofradía Carmen Forés, los miembros de la Junta Directiva, Cofrades y Hermanos Mayores de otros años, entre los que se contaban Pepe Pascual, Miguel Ángel Mulet o Rafael Lloret.

Asistieron igualmente los clavarios y representantes de las demás Cofradías Penitenciales de Castellón: la Muy Ilustre Cofradía de la Purísima Sangre, la Cofradía de Paz y Caridad y la Cofradía de Santa María Magdalena. También acudieron los presidentes y miembros de la Junta de Gobierno de la Real Cofradía del Lledó.

La representación municipal estuvo a cargo del concejal del PP Carlos Feliu. En la presidencia religiosa figuraba el Vicario de la Parroquia, mossén Francisco Viciano.

La imagen del Cristo de Medinaceli, llevada por sus costaleros, fue acompañada por una banda de tambores y escoltada por los Caballeros Legionarios.

El prior de Lledó mossén Josep Miquel Francés acogió la Santa Imagen junto a la cruz de término o “peiró”, donde son recibidas todas las peregrinaciones, y donde se recibirá dentro de dos semanas la Romería de les Canyes, procedente de la ermita de la Magdalena.

La misa estuvo cantada en gregoriano por la Coral “Resurrexit”, bajo la dirección de Juan José Montoliu.

El Prior explicó en la homilía que las tentaciones que experimentó Cristo, de las que hablaba el evangelio de este domingo, son también las nuestras, que solo podemos superar sin caer en ellas y por tanto en el pecado, estando unidos al mismo Jesucristo y siguiendo su camino. Siempre y durante esta Cuaresma, de camino hacia la Pascua, nos acompañan el mismo Jesús sufriente y su Madre, Santa María.

Al finalizar se cantó la Salve de Lledó y se abrió el Camarín para visitar la imagen de la Patrona. Mientras tanto, la Coral “Resurrexit” ofreció un breve recital de cantos gregorianos de la Pasión al pie del altar.

(5)

 (17)(1)(12)(14)(20)(19)(31)(27)(32)(33)(37)(41)(46)(38)(43)

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook