«

»

Fiesta de San Antonio Abad y bendición de animales

El día 17 de enero celebra la Iglesia Católica la fiesta de San Antonio Abad. Vivió en el desierto de la Tebaida, en Egipto en el siglo IV. La tradición le ha convertido en el patrono de los animales domésticos, por el cerdito que siempre acompaña a su imagen.

La Basílica del Lledó también celebra desde antiguo su fiesta, con la bendición de animales y el reparto de “la coqueta” o pan  bendecido del santo.

El domingo 15 de enero, dos días antes de la fiesta litúrgica, a las once de la mañana el prior del Lledó mossén Josep Miquel Francés presidió una solemne Eucaristía, que en esta ocasión coincidía con la misa que ofrece mensualmente la Junta de Gobierno de la Real Cofradía.

Con gran maestría, el “Cor Pentecosta” de Castellón cantó la “Missa in honorem Inmaculate Concepcionis Virginis Mariae”, del compositor V. Goikoetxea.

El prior explicó el significado de la expresión de Juan el Bautista en el Evangelio de este domingo, “Este es el cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”, invitando a los presentes a dejarse reconciliar con el Señor, que es quien carga con nuestros pecados para darnos una libertad que por nosotros mismos, con nuestras fuerzas no podemos alcanzar. Puso a San Antonio como defensor de la fe en momentos difíciles para la iglesia y vencedor de las numerosas tentaciones del mal.

Al finalizar la Misa el “Cor” cantó “Goigs a la Sacratíssima Verge María de Lledó”, con la indicación que es la primera vez en este año que se cantaban los Gozos, al cumplirse este 2017 el centenario de su estreno.

 

Bendición de animales

Concluida la celebración el prior salió al exterior para bendecir los numerosos animales, que en larga cola esperaban pacientemente. Ante la reliquia del santo abad, mossén Miquel bendijo las casi mil “coquetes” dispuestas por el Forn Miravete de la calle San Roque, que generosamente las ofrece a los fieles en memoria de Ángel Miravete, ya fallecido.

Después comenzó la bendición de animales y el reparto de la estampa con la imagen del Santo. Principalmente fueron perros la mayoría de animales bendecidos, pero también había tortugas y algunos pajaritos.

La soleada mañana se prolongó con el volteo general de las campanas de la basílica y la visita de numerosos fieles a la imagen de la Virgen en el camarín, hasta pasadas las dos de la tarde.

a seis a cinco a cuatro a tres a dos a unoa diez

a once

a nueve

a catorce a trece a doce

a ocho

a quince

a diceiseis

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook