«

Fiesta de San Francisco de Asís, en Lledó y en su ermita del Molí la Font

Castellón ha sido siempre una ciudad franciscana. El antiguo Convento de frailes franciscanos se encontraba al final de la avenida de Valencia. La parroquia de San Francisco recuerda allí el lugar donde durante mas de trescientos años se levantaba la iglesia conventual. Los capuchinos tenían asimismo su convento en la avenida que aún hoy lleva su nombre. Un convento muy vinculado con los traslados de la imagen de la Virgen del Lledó a la ciudad. Al desaparecer aquel convento, los frailes continuaron su vida religiosa atendiendo la parroquia de la Sagrada Familia, llamada popularmente “dels frares”. También existió hasta hace poco el convento de monjas capuchinas, en el corazón de la ciudad. Una calle lleva el nombre del santo en el arrabal de la Trinidad y en la partida de Cap, cercana al Molí de la Font, una ermita desde el siglo XVIII guarda la memoria y la devoción hacía el santo de Asís.

Fiesta en la ermita de Sant Francesc de la Font

El pasado 4 de octubre se celebró la fiesta litúrgica del santo. Las celebraciones se centraron en su ermita construida junto al Molí de la Font. La ermita se encuentra decorada con un excelente conjunto de pinturas murales barrocas.

A las seis de la tarde y con el traslado de la imagen del santo a los jardines de la ermita, comenzó la celebración oficiada por el prior de la basílica del Lledó y responsable religioso de esta misma ermita mossén Josep Miquel Francés.  La misa fue cantada por la coral “Veus de Lledó”, con acompañamiento de órgano. Se sumaron a la fiesta los miembros de aquel grupo que en 1976 recuperaron la ermita del estado ruinoso en que se encontraba. Era prohom Eduardo Mas del Río. También asistieron a la celebración Benjamín Garcés Edo, Antonio Ortells Museros, el maestro de periodistas José María Arquimbau, el doctor Joaquín Campos Herrero, el pintor Amat Bellés Roig y el delegado diocesano de Cáritas Ferrán Barberá junto a una amplia representación de la Junta de Gobierno de la Real Cofradía de la Virgen del Lledó con su Vicepresidente Samuel Fabregat, la Vicepresidenta de la Junta de Señoras Camareras Sandra Alberich y miembros del Cabildo de la Germandat dels Cavallers de la Conquesta, asociación que tiene confiado el uso y custodia de la ermita.

DSC00468 DSC00471 DSC00484 DSC00485 DSC00488

Las lecturas fueron proclamadas por Maria Consuelo Aguilar, esposa que fue del insustituible Paco Vicent “Quiquet de Castalia” y por su nieto Joan Querol Vicent, actual Clavario de la Mare de Déu del Lledó.

Misa en memoria de Paco Vicent y Matilde Salvador

La misa fue ofrecida en sufragio de Paco Vicent, de Amalin Flors, esposa de quien fue Prohom y Cronista de la Germandat Roberto Pérez de Heredía enterrada aquella misma mañana y de la compositora e Hija Predilecta de la Ciudad Matilde Salvador, fallecida el 5 de octubre de 2007.

DSC00493 DSC00502 DSC00508

 Procesión hasta el Molí de la Font y bendición de los campos

Al concluir la solemne celebración Eucarística se organizó la procesión para llevar la imagen de San Francisco hasta el cercano paraje del Molí de la Font. Era portador de la bandera el clavario de Lledó Joan Querol Vicent. De regreso y junto a la cruz de término o “peiró”, el sacerdote bendijo los campos y el término municipal, en una ceremonia única en la ciudad.

Con la imagen frente a su ermita se cantaron los Gozos de Sant Francesc de la Font, que compuso en su día el poeta Manuel Villarreal Casalta, con música de la propia Matilde Salvador, mientras Manuel Guillen Franco ofrecía a la veneración de los fieles la reliquia de San Francisco de Asís

Fiesta de San Francisco en Lledó

La fiesta de San Francisco de Asís se prolongó el sábado y domingo siguiente en Lledó con dos celebraciones religiosas, oficiadas asimismo por el Prior de la Basílica con la participación de la Coral “Veus de Lledó”. En el altar mayor se encontraba expuesta a la veneración la única imagen de San Francisco que ha subsistido del antiguo convento franciscano. Se trata de una talla en madera policromada del siglo XVIII, que guardaba celosamente la familia del Doctor Clará, que la rescató tras la desamortización del convento. En su día fue confiada al actual prior, que la restauró convenientemente. Durante el año la imagen de San Francisco se expone en el camarín de la Patrona

 IMG-20191006-WA0012 IMG-20191006-WA0013

 

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook