«

»

Fiesta de San Josemaría Escrivà de Balaguer, fundador del OPUS DEI en Lledó

La fiesta de San Josemaría Escrivà de Balaguer, sacerdote español fundador del OPUS DEI se ha celebrado este año en la Basílica de Nuestra Señora del Lledó. Los responsables de la Prelatura en la diócesis de Segorbe-Castellón decidieron celebrar la fiesta en la basílica patronal, dentro de los actos del II Año Mariano del Lledó.

La solemne celebración eucarística fue presidida el pasado jueves, 26 de junio por el propio obispo de la diócesis Mons Casimiro López Llorente. Concelebraron con el prelado el prior de la basílica del Lledó mossén Josep Miquel Francés y los sacerdotes de la Obra residentes en la diócesis. Junto al altar se encontraba una fotografía de San Josemaría y una reliquia, que al final de la celebración fue ofrecida a la veneración de los asistentes.

Más de cuatrocientas personas llegadas de toda la Plana, entre ellas familias con niños y muchos jóvenes, llenaron al completo las naves del templo.

La festividad de San Josemaría tiene un “significado muy especial para millones de personas en todo el mundo”, según manifestaron fuentes de la Prelatura. “El Opus Dei se encuentra extendido por los cinco continentes y mucha gente desea agradecer a Dios la fidelidad de San Josemaría a la misión que recibió: la de recordar a personas de toda condición la llamada universal a la santidad a través del trabajo y de las circunstancias ordinarias de la vida”, agregaron.

El apostolado del sacerdote español y fundador del Opus Dei, San Josemaría Escrivá de Balaguer, estuvo marcado por el testimonio y el servicio en la vida cotidiana, haciendo el bien con la alegría del Evangelio. El santo fundó el Opus Dei (Obra de Dios) con el objetivo de llevar hacia la santidad a las personas, cada cual en su propia profesión u oficio. San Josemaría tenía una gran devoción y cariño a la Virgen María.

El santo falleció el 26 de junio de 1975 y fue sepultado al día siguiente en la cripta del oratorio de Santa María de la Paz en Roma, Italia. San Josemaría fue beatificado por San Juan Pablo II en Roma el 17 de mayo de 1992, quien también lo canonizó el 6 de octubre de 2002.

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook