«

»

Fiesta de Todos los Santos en la Basílica del Lledó

La fiesta de Todos los Santos se ha celebrado en la Basílica de Nuestra Señora del Lledó con la solemnidad habitual.

La víspera por la tarde, tras el volteo general de campanas, los servidores del templo basilical prepararon en el presbiterio un altar con una muestra de la colección de relicarios con reliquias de santos de que dispone la basílica, algunos de ellos venerados en el camarín de la Virgen.

Entre los bustos destacaban el de Santa María Magdalena, del siglo XVI y los de los santos mártires Abdón y Senén, del siglo XVIII. Mas reciente es el busto relicario de San Juan Bosco, donado a la basílica por la comunidad de Padres Salesianos de la vecina población de Burriana.

También se encontraban expuestas otras reliquias de santos o beatos, que en su día pasaron por la ciudad de Castellón y por esta basílica como las de Santa Teresa de Jesús Jornet, fundadora de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados; de Santa María Rosa Molás, fundadora de la Hermanas de la Consolación, la reliquia de Santa Genoveva Torres, nacida en la población castellonense de Almenara o la de Santa Josefa del Sagrado Corazón, fundadora de las Siervas de Jesús. En otros relicarios estaban expuestas las reliquias de San Enrique de Ossó, del beato Mossén Manuel Domingo i Sol o de religiosas mártires vinculadas a la ciudad. Se veneran asimismo en Lledó las reliquias de San Juan María Vianey, de San Francisco de Asis, San Pascual Baylón o del obispo San Blas o de los santos San Vicente Ferrer y San Vicente mártir.

Misa “Te Deum Laudamus”

La misa solemne, en la mañana del día primero de noviembre, fue oficiada por el Prior del Lledó Mossén Josep Miquel Francés, y cantada por la Coral de la parroquia del Santo Ángel Custodio de Vall de Uxó, bajo la dirección de Miguel Ángel Martínez, actuando como solista Rafa Quirant, acompañados al órgano por Enrique Polo. La Coral interpretó magistralmente la Misa “Te Deum Laudamus” del compositor Lorenzo Perosi.

 Lorenzo Perosi (Tortona, 1872 – Roma, 1956) fue un eclesiástico y compositor italiano especializado en música sacra, extraordinariamente famoso e influyente en su tiempo (sobre todo entre entre la década de 1890 y la de 1920). Perteneció al grupo de compositores italianos llamados «Giovane Scuola» (Joven Escuela), entre los que se contaban autores tan importantes como Puccini, Mascagni, Leoncavallo, Giordano o Cilea. Su especialidad, dentro de la música sacra, fueron sus majestuosos oratorios, sus misas polifónicas y sus motetes, con los que impulsó un movimiento de renovación de la música religiosa que se conoció como cecilianismo (en honor a santa Cecilia, patrona católica de los músicos). Fue un autor muy prolífico: según Arturo Sacchetti, compuso más de tres mil obras. En 1898 Perosi obtiene de León XIII el título de Director Perpetuo de la Cappella Musicale Pontificia Sistina (esto es, del Coro de la Capilla Sixtina), cargo que Perosi desempeñará hasta su muerte.

imagen_083 imagen_081 imagen_080 imagen_078 imagen_075 imagen_074 imagen_073 imagen_070 imagen_066 imagen_065 imagen_064 imagen_062 imagen_061 imagen_058 imagen_057 imagen_055 imagen_053 imagen_052 imagen_050 imagen_049 imagen_047 imagen_044 imagen_043 imagen_041 imagen_040 imagen_039 imagen_038 imagen_037 imagen_036 imagen_034 imagen_033 imagen_032 imagen_031 imagen_030 imagen_029 imagen_028 imagen_026 imagen_024 imagen_023 imagen_021

 

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook