«

»

Fiesta solemne de la Virgen del Pilar en la Basílica del Lledó

Desde el año 2012 el final de las fiestas de la Virgen del Pilar en Castellón organizadas por el Centro Aragonés, tiene lugar en el corazón espiritual de la capital: La Basílica de la patrona, la Mare de Déu del Lledó.
El domingo 14 de octubre, dos días después de la solemnidad de Santa María del Pilar, de nuevo los aragoneses residentes en la capital se reunieron en la basílica para hermanar en una celebración a ambas comunidades.
La misa fue presidida por el prior de Lledó mossén Josep Miquel Francés y cantada por la Rondalla y Coro del Centro Aragonés de Castellón. Asistieron a la celebración la Reina de las fiesta del Pilar 2018 Verónica del Carmen Serrano Ros y la reina infantil Sandra Ferrero Bollado, acompañadas de sus respectivas Cortes de Honor. En lugares destacados figuraban el presidente del Centro Aragonés de Castellón José Antonio Lázaro Romero, recientemente nombrado presidente de la Federación de Comunidades Aragonesas en el exterior, a la que pertenecen 47 casas y centros aragoneses ubicados en España, Andorra y Toulouse. En representación de la Junta de Gobierno de la Real Cofradía del Lledó asistieron su presidente Ramón Vilarroig y la presidenta de la Junta de Señoras Camareras María Lidón Tellols.

Una ofrenda de música y danza
En el altar mayor se encontraba una antigua imagen de la Virgen del Pilar, que en algunos momentos fue venerada en uno de los altares laterales de la Basílica. El prior recordó como el pilar de Zaragoza es como la columna de nube y fuego, que de día y de noche conducía y guiaba al pueblo de Israel por el desierto. El sacerdote hizo un paralelismo entre el antiguo pueblo de Dios, conducido por el desierto y el nuevo pueblo de Dios, al que el Hijo de la Virgen María acompaña en el camino de la vida.
En el momento del Ofertorio, a las ofrendas de pan y vino se añadió la ofrenda de la música y la belleza del baile.
La celebración concluyó con el canto de la Salve del Lledó y el Himno a la Virgen del Pilar, con aclamaciones a la Santísima Virgen bajo las dos advocaciones, a Aragón, a Castellón y a España.

3 4 7

Tras la visita a la Virgen, la fiesta continuó en la explanada de la Basílica con una exhibición de jotas y cantos dedicados a la Virgen. El tiempo, amenazante durante toda la jornada por el huracán Leslie, respetó la fiesta de los aragoneses hasta que todo hubo concluido. Después llovió copiosamente.

1015526813129

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook