«

»

La ciudad recordó en Lledó a su Hijo Predilecto, el poeta Miquel Peris Segarra. Ver FOTOS y VIDEO.

- En la celebración se tuvo un recuerdo hacia el Dr. Don Ángel Sánchez Gozalbo, el cronista del Lledó.

 Diversos colectivos ciudadanos coordinados por el Ayuntamiento de Castellón recordaron el domingo día 30 de diciembre el veinticinco aniversario de la muerte del poeta e Hijo Predilecto de la ciudad, Miquel Peris Segarra. El poeta murió el 31 de diciembre de 1987.

 Misa en Lledó

VER FOTOS al final de esta página.

A las once de la mañana el Prior de Lledó Mossén Josep Miquel Francés presidió la celebración de una Misa en la Basílica de la Patrona, cantada por la “Schola Jubilemus”. Se encontraban en lugares destacados la Vice-alcaldesa de la ciudad Marta Gallén, el Concejal de Cultura Vicente Sales, el Concejal Procurador de la Basílica Miquel Soler, así como los portavoces de los Grupos políticos municipales del PSOE y del Bloc Nacionalista Valencià. Se trataba de un Acto Institucional de la Ciudad-

Amplia representación cultural

Asistieron a la misa los familiares del poeta Miquel Peris Segarra, el director Ejecutivo de “Castelló Cultural” Vicente Farnós, el alcalde de Castellón en 1978 Daniel Gozalbo Bellés y una amplia representación de los numerosos colectivos ciudadanos, culturales y festivos convocantes, tales como el Patronato del “Betlem de la Pigá”, el Prohom dels Cavallers de la Conquesta, la Presidenta de la Junta de Señoras Camareras de la Real Cofradía del Lledó y miembros de la Colla del Rei Barbut.

Las obras literarias de Peris Segarra y Sánchez Gozalbo

Frente el altar mayor se encontraba, a los pies del Niño Jesús, una corona de laurel con los colores de la bandera de la ciudad, enmarcando el libro “Notas para la historia de Lledó” del Dr. Sánchez Gozalbo y las “Obres Completes” del Hijo Predilecto de la Ciudad, Miquel Peris Segarra.

Las lecturas fueron proclamadas en castellano por el letrado don Antonio Marín, de la familia Segarra y en ºvalenciano por el Concejal-Procurador de la Basílica.

En el momento de la consagración la “Colla de Dolçainers i Tabaleters de Castelló” interpretó una melodía popular navideña.

Al final de la celebración, mientras se veneraba la imagen del Niño Jesús las autoridades presentes, familiares y representaciones de las asociaciones culturales, firmaron en el “Libro de Hechos Notables de la Basílica del Lledó”.

Homenaje popular ante la tumba de Miquel Peris

A la una del mediodía tuvo lugar el homenaje ante el sepulcro que guarda sus restos mortales en el cementerio de San José, con la participación de la “Colla de Dolçainers” y de varios poetas, que recitaron algunos de los mas celebrados versos de quien que es considerado uno de los máximos exponentes del mundo literario castellonense de la segunda mitad del siglo XX.

 Hijo Predilecto desde 1984

Miquel Peris Segarra escribió entre otros libros de carácter popular el “Triptic Casolà”, donde se incluye su “Castelló de Fadrell”, “La Conlloga” sobre el Tombatossals y su famoso “Betlem de la Pigà”, musicado por la compositora y asimismo Hija Predilecta de la Ciudad, Matilde Salvador.

Mas desconocidos son sin embargo sus otros libros “Dèries tardorenques”, “Paisatge”, “Cançons de bressol i Nadales”, “Vull assolir”, “Tenebres”, “Fossar de naus”, “Sol.liloquis”, “Mascarada” o “Periples”.

En 1981 la Sociedad Castellonense de Cultura editó la “Obra Completa”, aunque posteriormente el poeta continuó escribiendo poesía y publicando nuevas obras obras.

Miquel Peris, vinculado a numerosas iniciativas culturales de la ciudad, fue el iniciador de la “Serenata a la Mare de Déu del Lledó” y autor del texto en valenciano de la “Salve Popular”. Recibió prestigiosos premios literarios y el Ayuntamiento, que le nombró Hijo Predilecto en 1984 le dedicó una plaza y un Instituto de Enseñanza Media, ambos en el Grau de Castellón, como fue su voluntad.

 

Sánchez Gozalbo guardó la imagen de la patrona en 1936

La misa fue ofrecida asimismo en sufragio del alma del Dr. Don Angel Sánchez Gozalbo, Cronista que fue de la Ciudad de Castellón, al haberse cumplido en marzo del 25 aniversario de su muerte.

El Dr. Sánchez Gozalbo fue miembro fundador de la prestigiosa Sociedad Castellonense de Cultura y uno de los máximos humanistas e investigadores de la historia de Castellón durante el siglo XX.

Buena parte de su extensa bibliografía está dedicada a la investigación sobre la historia del Lledó, hasta el punto que sus aportaciones fueron decisivas para conocer los inicios del culto en este lugar en el siglo XIV y la importancia de los sucesivos templos construidos desde entonces.

Fue él quien, en secreto, guardó celosamente en su casa de la calle Vera la pequeña imagen de la Virgen del Lledó durante los primeros meses de la persecución religiosa de 1936, salvándola de una segura destrucción.

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook