«

»

La Virgen del Lledó, el Penyagolosa y las Columbretes en las pinturas de Amat Bellés

El lunes 18 de noviembre, fiesta de la Dedicación de las Basílica de San Pedro y San Pablo en Roma, se colocaron en el presbiterio de la Basílica del Lledó dos nuevas pinturas.

foto 1.1

Estrella de la nieve (Penyagolosa)

En una de ellas, bajo el lema de Stella Nivium (estrella de la nieve), aparece la Virgen del Lledó con amplios vestidos y la cabeza cubierta, sobre el macizo nevado del Penyagolosa, la cumbre más elevada de la Comunidad Valenciana. En su cima se venera en una capilla una imagen de bronce de la Virgen del Lledó. En el Santuario de Sant Joan de Penyagolosa se venera asimismo una imagen, talla en madera del escultor Ángel Acosta. Cada primer domingo de agosto, en la proximidad de la fiesta de la Virgen de las Nieves (5 de agosto), se celebra una misa en la cumbre y una procesión con la Lledonera por los alrededores del santuario

El panel de poliéster, de 250 x 200 cm ha sido pintado por Amat Bellés en acrílicos y pan de oro. Los trabajadores de la empresa “Andamios Salvador” la han elevado a más de 13 metros de altura en el crucero, sobre una de las puertas de entrada al Camarín.

Durante el proceso de preparación y ascenso del gran panel visitaban la Basílica un numeroso grupo de residentes en el cercano Hogar de Ancianos de Nuestra Señora del Lledó, que han rezado el Ángelus y han cantado posteriormente la Salve a la Patrona de la Ciudad.

Estrella del Mar (las islas Columbretes)

El segundo panel en ser elevado, con la inestimable ayuda del artista Joan Ninot de Burriana, representaba de nuevo a la Virgen del Lledó en este caso con la cabeza descubierta y mecida por la suave brisa del Mediterráneo sobre las Islas Columbres. Bajo el lema Stella Maris (estrella del mar), la patrona protege las míticas islas Columbretes, un archipiélago volcánico cercano a las costas de la ciudad y pertenecientes a su término municipal. Una imagen, en este caso de la Virgen del Carmen, aparece entronizada desde antiguo en la Illa Grossa sobre alto pedestal.

foto 2.1 foto 2.2 foto 2.4 foto 2.6 foo 2.7

El panel, asimismo obra del pintor Amat Belles, de idénticas dimensiones y técnica fue colocado en el luneto izquierdo de la nave, próxima a la puerta lateral de la Basílica y al altar de San Vicente Ferrer.

El coste de las pinturas y su colocación ha sido cubierto con las ganancias de la venta durante años de loterías y objetos de culto y recuerdo en la casa prioral, adquiridos por los visitantes y devotos de la Virgen del Lledó

Inicio de un proyecto global para el Centenario de la Coronación.

Las dos pinturas ahora colocadas en Lledó rematan el proyecto iniciado en 1999, con motivo del 75 aniversario de la Coronación de la Virgen. Tanto las pinturas de las pechinas de la cúpula como los tondos con los Misterios del Rosario que adornan la nave basilical son obra de Amat Bellés. Con estas pinturas se concluye este capítulo, pero se abre otro con la voluntad de decorar los espacios libres sobre el altar mayor para el año 2024, centenario de la Coronación de la Virgen del Lledó.

foto 2.9

El autor de las pinturas, su colaborador y los trabajadores de Andamios Salvador firmaron en el Libro de Crónica de la Basílica, para el recuerdo de los tiempos futuros.

 

 

 

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook