«

»

Las obras de una estación de bombeo, alteran temporalmente el paisaje de la Basílica del Lledó

El entorno de la Basílica del Lledó ha cambiado sustancialmente las últimas semanas, al haberse iniciado las obras de una estación de bombeo de aguas residuales. La estación quedará enterrada debajo del Caminàs, entre la Basílica y el Hogar de Ancianos Desamparados.

Las obras, de gran envergadura, afectan al tramo de Caminàs entre ambos edificios, pero también a la totalidad del aparcamiento de vehículos de la Basílica, que ha quedado absolutamente fuera de servicio, puesto que su espacio está ocupado por maquinaria, grandes zanjas y montones de tierra. Tampoco puede accederse al parking de la Basílica a través de la calle que comunica con el camino de La Plana, de donde proceden las conducciones hasta la nueva estación de bombeo.

Un arqueólogo supervisa la posible aparición de restos romanos o medievales.

El lugar donde se realizan los trabajos es de un alto valor arqueológico, puesto que la Basílica se levanta sobre una antigua elevación de terreno, hoy completamente desaparecida, habitada desde antiguo. En otros momentos aparecieron en sus inmediaciones restos romanos, musulmanes y cristianos medievales. También en estos terrenos se localizaron restos arquitectónicos de uno de los antiguos templos góticos y bases de pilastras del santuario del siglo XVII. La actual basílica del Lledó fue construida entre 1724 y 1766, sobre otros tres templos mas antiguos desde el siglo XIII.

Las obras de la estación de bombeo se han realizado después de un proyecto arqueológico, aprobado por la Consellería de Cultura de la Generalitat Valenciana. Un arqueólogo supervisa sin embargo los trabajos, en comunicación con la empresa COVOP.

La noticia en los Medios de Comunicación

“La empresa constructora Becsa ha iniciado las obras de instalación de la nueva estación de bombeo de aguas residuales para evitar el retorno de los vertidos pluviales desde el río Seco hasta los alrededores de la basílica de Lledó. El contrato lo licitó el Ayuntamiento de Castellón mediante un decreto de alcaldía y fue adjudicado a la mercantil en fechas recientes por 207.713 euros. Los trabajos se prolongarán durante un mes. La nueva dotación mejorará la red de saneamiento y evitará vertidos incontrolados, además de elevar el caudal que circula por el colector del camino Caminàs hasta el colector norte del camino la Plana. El colector de la Primera Travessera permitirá completar la red de alcantarillado y contribuirá a regular la inundabilidad en esta zona de la Marjalería”

 

 

 

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook