«

»

Los vecinos de la calle de San Vicente celebran su fiesta en el VI Centenario

El 5 de abril de 1519 moría en Vannes, en la Bretaña francesa el santo valenciano mas universal y tal vez el más querido y venerado por sus paisanos en toda la historia. San Vicente Ferrer. Había nacido en Valencia y fue uno de los grandes protagonistas de la vida de la iglesia y de la sociedad europea durante la segunda mitad del siglo XV. Es desde 1594 patrono del Reino de Valencia.

Al cumplirse 600 años de su muerte, la Santa Sede a petición de los obispos valencianos, ha decretado un Año Santo Jubilar Vicentino. Se abre en la fiesta del santo este año y se clausurará en idéntica celebración del año próximo

Su fiesta en la calle de San Vicente

El domingo 8 de abril, la víspera de su fiesta principal celebrada el lunes de la segunda semana de Pascua, los vecinos de la calle que lleva su nombre en Castellón desde hace mas de cien años, celebraron al santo valenciano.

Poco antes de las doce de la mañana su imagen fue llevada en procesión desde su calle hasta la parroquia de la Santísima Trinidad. Allí presidió una solemne Eucaristía en valenciano el prior de la Basílica del Lledó mossén Josep Miquel Francés, cantada por la Coral “Veus de Lledó” bajo la dirección de María Martín.

Participaron en la celebración los clavarios Tomás Marco y Francisco Tárrega así como una amplia representación de autoridades municipales, la reina de las fiestas de Castellón Carla Bernat Pascual, damas de la Ciudad y miembros de distintas cofradías, asociaciones festivas y culturales. La Real Cofradía del Lledó, con amplia presencia de caballeros y señoras camareras, estuvo representada por sus presidentes Ramón Vilarroig y Lidón Tellols.

Año Santo Jubilar Vicentino

El prior del Lledó anunció solemnemente al inicio de la Eucaristía el Año Jubilar Vicentino, que el obispo de la Diócesis Casimiro López Llorente iba a proclamar para Segorbe-Castelló el día siguiente en la catedral.

San Vicente Ferrer, que muy probablemente estuvo en el Santuario del Lledó visitando a la Virgen, predicó en Castelló en varias ocasiones, la última de ellas en 1414. Entonces tan solo había transcurrido cuarenta y ocho años del inicio del culto en Lledó con “Santa Troballa” de la imagen de la patrona.

El santo valenciano predicó asimismo en Borriol, Lucena, Onda, Alcora, Villarreal, Burriana, Nules y tal vez en poblaciones junto al camino de Valencia a Barcelona como Chilches o Vall de Uxó.

Al finalizar la Eucaristía de bendijeron panes y frutas y se ofreció a la veneración de los fieles la reliquia del Santo que guarda la Basílica del Lledó, retornando su imagen en procesión hasta su calle. Por la tarde tuvo lugar la procesión de “la tornà” de san Vicente hasta la casa del nuevo clavario.

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook