«

»

Los vecinos de la calle Virgen del Lledó renuevan la tradición centenaria del canto de los antiguos Gozos

El tercer domingo de Octubre no es tan solo la fiesta principal de la Real Cofradía, porque los vecinos de las calles Virgen del Lledó y Lope de Vega celebran asimismo su fiesta patronal.

Las fiestas de estas calles en el labrador arrabal de San Félix, se recuperaron en la década de los años cincuenta. El tercer domingo de octubre trasladan en procesión una imagen de la Virgen del Lledó hasta la cercana parroquia de la Sagrada Familia para celebrar la Misa Solemne.

Por la noche la imagen, una escultura de Narciso Valmaña, es llevada otra vez en procesión hasta el domicilio del nuevo clavario, que la custodiará en su casa hasta las fiestas del año próximo. La procesión concluye con el lanzamiento de centenares de rollos y dulces desde el balcón del clavario.

Los antiguos Gozos de Lledó.

Los vecinos se reúnen también en la casa del clavario cada día 4 de mayo, en recuerdo del día de la coronación de la patrona, para rezar el Santo Rosario y cantar los antiguos Gozos de Lledó.

De este modo, siguiendo la tradición el lunes siguiente a la fiesta principal visitan la Basílica patronal para rezar por sus difuntos y dar gracias por su fraternidad. Al concluir la celebración eucarística se cantaron los antiguos gozos de Lledó, escritos en castellano en el siglo XVIII. Es la única ocasión en todo el año que se interpretan estos gozos en la basílica, cantados por la gente del pueblo.

“En cualquier tribulación que en este mundo tengamos, vuestro favor imploramos Virgen Santa de Lidón”

Tras el canto completo de los Gozos, los vecinos subieron hasta el Camarín para venerar la secular imagen de la Mare de Déu del Lledó.

IMG-20181022-WA0004IMG-20181022-WA0003IMG-20181022-WA0002

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook