«

»

Macián: “El bipartito se pliega a las exigencias de Castelló en Moviment en un nuevo ataque a la tradición y patrimonio cultural de los castellonenses”

El GM Popular lamenta que la alcaldesa, Amparo Marco, esté dispuesta a contentar a sus socios de gobierno, Castelló en Moviment, en una nueva maniobra de paripé de cara a la galería que supone un intento más de acabar con las tradiciones, “igual que intentaran hacer el año pasado cuando estuvieron a punto de no poner el Belén o con el lamentable espectáculo bochornoso al que nos abocaron al negarse a entrar en la Concatedral de Santa María, dando la espalada a la Misa de Romeros y a la multitud de castellonenses que esperaba la presencia de a sus representantes públicos”, ha manifestado el portavoz popular adjunto, Juan José Pérez Macián.

Ahora se trata de desvincular al Prior de la Basílica de Lledó de la plantilla municipal, cuando tanto la Casa Prioral como la propia Basílica, que acoge a la patrona de la Castellón, son edificios municipales y, por tanto, su gestión viene asumiéndose desde hace más de 500 años por el Ayuntamiento, que ha sido gobernado tanto por los socialistas, como por los populares.

“Todos los gobiernos democráticos de Castellón, de derechas y de izquierdas, que hasta la fecha han pasado por el Ayuntamiento jamás habían cuestionado el sueldo de un funcionario municipal que, como cualquier otro, ha desempeñado las funciones correspondientes en dichos edificios municipales. El Ayuntamiento no paga al Prior por celebrar misas o bodas, sino porque es quien debe residir y vigilar la Casa Prioral y la Basílica, recibir, acoger y acompañar a los visitantes interesados en estos dos edificios nobles y explicar la historia y el patrimonio que albergan ambos”.

Desde el Grupo Municipal Popular recuerdan que el Prior es un delegado municipal. No obstante, la Basílica no deja de ser un templo, “no es una biblioteca, ni una casa de cultura, por eso es lógico, que además, este delegado imparta misa”.

Macián añade: “Empecinarse con la amortización de 20.000 euros al año que comporta esta plaza de funcionario, no va a resultar ser el fin de los problemas del bipartito, porque el Ayuntamiento seguirá teniendo la responsabilidad y la obligación de asumir los gastos de mantenimiento que conllevan estos dos edificios que son patrimonio de los castellonenses. Sin embargo sí supone un ataque a la tradición y al patrimonio”.

“Sacar de la plantilla municipal al Prior no va a desvincular al Ayuntamiento de la religión como quisieran algunos, porque la Casa Prioral y la Basílica del Lledó seguirán siendo patrimonio histórico, religioso y cultural de la ciudad. Por eso, la iniciativa de quererse quitar de en medio al Prior, que abandera el bipartito con la alcaldesa al frente, vuelve a ser sólo un paripé para mostrar de cara a la galería la obediencia de la alcaldesa  socialista a sus socios de gobierno en la sombra, lo que nos vuelve a demostrar quienes gobiernan de verdad esta ciudad: no es Amparo Marco, son los miembros de Castelló en Moviment”.

Los populares lamentan que el grado de ignorancia sobre la ciudad, la incapacidad, la torpeza y la demagogia de la alcaldesa, Amparo Marco, llegue al punto de atacar gratuitamente los acuerdos históricos alcanzados que  consiguieron que la ciudad de Castellón tuviera potestad sobre la Casa Prioral y sobre la Basílica del Lledó, algo poco corriente en otros lugares, donde dos edificios nobles de tal envergadura corresponderían al Clero.

Y añade Macián: “Aunque les pese a muchos, ésta es nuestra historia, nuestro patrimonio cultural, religioso e incluso sentimental. Y esta función del Prior por delegación municipal viene realizándose desde hace más de quinientos años, como parte del legado histórico de los castellonenses”.

“La alcaldesa debería reflexionar y pensar si le vale la pena ser recordada como la munícipe que renegó de la historia de la ciudad de Castellón, sólo por contentar a sus socios de gobierno”, concluye Macián.

casa-prioral santuario-interior bas

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook