«

»

Más de quinientas personas visitan la Basílica del Lledó en la “Marxa per les Ermites Miquel Soler”.

Poco después de la doce de la mañana llegaba a la Basílica del Lledó la “Marxa per les Ermites”, que organizada por la Concejalía de Deportes y Ermitas del Excmo Ayuntamiento se celebra cada año el tercer sábado del mes de Octubre. La “Marxa” lleva el sobrenombre de Miquel Soler, el dinámico concejal-procurador de la Basílica, fallecido hace dos años, iniciador de esta multitudinaria visita a las ermitas del término.

El recorrido se inició a las siete de la mañana en la Plaza Mayor para visitar la ermita urbana de Sant Nicolau, continuando por los caminos de la huerta para encontrarse con las ermitas de Sant Francesc de la Font, Santa María Magdalena y Sant Roc de Canet. A la cabeza de la “marxa” figuraba el actual Regidor Procurador de las ermitas Enric Porcar Mallén, al que acompañaban otros concejales de los restantes grupos políticos.

En cada una de las ermitas, abiertas para su visita, hubo una explicación de su historia, patrimonio y fiestas.

A la llegada a la Basílica del Lledó fueron recibidos por el Prior Mossén Josep Miquel Francés, que como en anteriores ediciones les dio la bienvenida a la “casa de la madre”, siempre abierta desde las ocho y media de la mañana hasta las ocho de la tarde.

Les explicó el Prior que se cumplían ahora 650 años del hallazgo o “troballa” de la Santa Imagen, inicio de una corriente de amor y devoción que pervive y se acrecienta a lo largo de los tiempos.

Contando con las imágenes que aparecen en los cuadros de la basílica, les relató Mossén Miquel como nos encontrábamos cobijados en el cuarto templo construido sobre este mismo lugar,porque también se cumplían ahora 250 años de la bendición e inauguración del actual Santuario.

Atendiendo a las palabras de la Salve, les exhortó a depositar en manos de la Virgen nuestros afanes, porque Ella es nuestra “alegría”, “esperanza” y “consuelo”. Tras el canto de la Salve Popular y dados los vivas a la Patrona, la Junta de Gobierno de la Real Cofradía obsequió a todos los participantes con agua y productos típicos de la tierra.

La última etapa transcurrió visitando las ermitas de Sant Josep de Censal, Sant Isidre i Sant Pere y la medieval ermita de Sant Jaume de Fadrell, donde se almorzó.

imagen_046 imagen_001 imagen_002 imagen_003 imagen_004 imagen_006 imagen_007 imagen_008 imagen_009 imagen_010 imagen_011 imagen_012 imagen_013 imagen_014 imagen_015 imagen_016 imagen_017 imagen_018 imagen_019 imagen_020 imagen_021 imagen_022 imagen_023 imagen_024 imagen_025 imagen_026 imagen_027 imagen_028 imagen_029 imagen_030 imagen_031 imagen_032 imagen_033 imagen_034 imagen_035 imagen_036 imagen_037 imagen_038 imagen_039 imagen_040 imagen_041 imagen_042 imagen_043 imagen_044 imagen_045

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook