«

»

Misa junto al sepulcro del prior Cardona Vives en su aniversario

El 2 de diciembre se cumplía el 127 aniversario de la muerte del prior mossén Juan Bautista Cardona Vives. En 1990 al cumplirse el centenario de su muerte se trasladaron sus restos mortales desde el cementerio municipal hasta la parroquia de la Santísima Trinidad, construida por su voluntad y con su testamento.

Desde aquel año la ciudad de Castellón, a través del prior de la Basílica del Lledó, la Congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados y la Asociación cultural “Cardona Vives” guardan su memoria.

Cumpliendo con esta responsabilidad se celebró de nuevo la Eucaristía junto a su sepulcro, ubicado a los pies de la imagen del Cristo del Perdón.

La Misa fue presidida como en anteriores ocasiones por el prior del Lledó mossén Josep Miquel Francés. Asistieron a la celebración el presidente de la Asociación Cultural “Cardona Vives” Gonzalo Romero, la senadora Salomé Pradas y una numerosa representación de la Junta de Gobierno de la Real Cofradía de Lledó con su Vice-presidente y Vice-presidenta de la Junta de Señoras Camareras.

El prior recordó un momento de la vida del prior Cardona Vives como hombre constructor de paz, cuando en 1874 iba a producirse en Castellón el pronunciamiento del general Martínez Campos para proclamar como rey a Alfonso XII. La división entre monárquicos y republicanos en la ciudad, hubiesen convertido las calles en un campo de batalla. Cardona Vives con su influencia desvió a los monárquicos hacía Sagunto, donde se proclamó al rey comenzando el periodo llamado de la Restauración, después de la primera república española.

El cáliz de Cardona Vives

Al concluir la Celebración explicó del prior que se había celebrado la Santa Misa con el cáliz que regalaron sus padres al prior Cardona Vives para su primera misa en la Arciprestal de Santa María de Castellón. Es un cáliz bellamente cincelado en plata y fechado en 1857. Después de mas de cien años se oficiaba la Misa con este cáliz junto a su sepulcro.

Responso y Salve de Lledó

La misa fue cantada en gregoriano por la Schola Jubilemus, que interpretó la Misa de Requiem. Al finalizar y congregados alrededor del sepulcro se cantaron el Responso y la Salve de Lledó mientras se incensaba la tumba y se depositaban una corona y ramos de flores.

DSC09188 DSC09189 DSC09198 DSC09202 DSC09205 DSC09208 DSC09214 DSC09216 DSC09220 DSC09224

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook