«

»

Obras en la Casa Prioral del Lledó

La llamada Casa Prioral de Lledó fue construida en el siglo XVIII para residencia del ermitaño y de los sacerdotes dedicados al servicio litúrgico del Santuario. En la casa residen actualmente el Celador Municipal y el Prior del Lledó. Una parte de la casa es asimismo utilizada por la Real Cofradía de la Virgen.

Desde hace mas de un año, una parte de la casa – no donde reside el Prior ni el Celador Municipal- se declaró en ruina. De hecho la Cofradía no pudo hacer uso de esa parte de la casa en las pasadas fiestas de mayo por peligro de hundimiento.

El Ayuntamiento de la Ciudad redacto y aprobó en su momento un proyecto de intervención, que consistía en asegurar la parte de la casa con peligro de hundimiento y cambiar las vigas originales de la parte alta, muy dañadas por la humedad y la carcoma. En ningún momento estas obras afectan a la vivienda del prior, ni se realizan como compensación por la amortización de la plaza de sacerdote de la basílica por parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento de la Ciudad.

Después de varios aplazamientos han comenzado de nuevo las obras, con la sustitución de las vigas dañadas y la consolidación de la planta de la casa con riesgo de hundimiento.

vi sdeis vi cinco vi cuatro vi tres vi dos vi uno

53 vigas de madera de pino de cinco metros de largo

Días pasados han llegado las 53 vigas de madera de pino, de dimensiones notables. 5 m de largo x 20 cm de altura y 25 de ancho. La madera procede de la ciudad de Cuenca, a través de una empresa con derecho a explotación de los pinares municipales y  gestionada por el propio Ayuntamiento de aquella provincia. Todas las vigas han llegado ya perfectamente tratadas contra la carcoma y otros insectos, para su mejor conservación.

 vi trece vi siete vi ocho vi nuevde vi diez vi once vi doce

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook