Requisitos para que una iglesia pueda ser declarada como basílica

Para que una iglesia pueda ser declarada como basílica fuera de Roma se requiere:

1º.- Que el templo sea antiguo, amplio y artístico.

2º.- Que esté solemnemente dedicado o consagrado.

3º.- Que descuelle histórica y religiosamente entre los de la propia diócesis;

4º.- Que tenga un culto digno y solemne, siendo ejemplo para los demás por las celebraciones de la Eucaristía, Penitencia y los otros sacramentos, y por la fidelidad a las normas litúrgicas, con participación activa del pueblo y contando con una “Schola Cantorum” o Coral.

5º.- Es condición necesaria que tenga un amplio presbiterio; que el altar, ambón, sede del celebrante, etc., estén colocados según las exigencias litúrgicas.

6º.- Debe gozar de celebridad en la diócesis por su significado histórico o por la veneración de una imagen célebre o de sepulcros y reliquias de mártires o santos.

7º.- Ha de contar con suficiente número de sacerdotes para los ministerios pastorales; en particular, un adecuado número de confesores dispuestos a servir a los fieles en horas determinadas.

8º.- En las Basílicas debe promoverse la instrucción litúrgica mediante cursillos y conferencias. Se han de distinguir por el estudio y divulgación de los documentos del Magisterio Pontificio, principalmente los que se refieren a la Sagrada Liturgia.

<– Volver

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales

    Facebook
    Facebook