«

»

Sobre el nombre “Lledó″

Archivo de la Real Cofradía de Lledó.

Informe del Departamento de Filología Inglesa y Románica de la Universitat Jaume I sobre el nombre de María del Lledó en Castelló de la Plana. 1999, Marzo. Castelló.

 

La Filología, la Lingüística y la Onomástica en particular aconsejan vivamente el respeto por las formas genuinas, y la no duplicación formal de los topónimos, considerando, a parte de las razones científicas, su importancia social más aún cuando las palabras designan valores de especial sensibilidad cultural.

Con el máximo respeto a los usos y las opciones personales, los topónimos deben su capacidad cohesionadora a su valor institucional y a su transmisión intergeneracional. Esta idea es de alcance universal. Por eso, aunque alguien utilice Montserrate por Montserrat, su forma propia es esta última, y si se sustituye Londres por London, tiene en inglés una forma única y válida.

La ortografía, que representa gráficamente los usos orales, es una convención plena de valor humanista y social, como bien señala el preámbulo de las Bases Ortográfiques de Castelló de 1932.

La forma genuina y tradicional de la palabra Lledó, aplicada al santuario de la Patrona de la Ciudad, se remonta a los inicios de nuestra lengua. De este uso toponímico y religioso se ha formado el nombre de mujer María del Lledó, simplemente Lledó, y también el apellido correspondiente.

 

El apelativo tiene una extensión más amplia que el propio castellonense. Por ejemplo, lo comparte con el santuario homónimo del Lledó en la ciudad de Vall.

Además, entre otros ejemplos, lo encontramos en el municipio de la comarca de l’Alt Empordà, Lledó d’Empordà, en el municipio de la comarca del Matarranya, Lledó d’Algars, en el margen izquierdo del río Algars, en Cala Lledó, cala de la costa oriental de sa Dragonera ( Mallorca ), en la Font de Lledó, en el término de la ciudad de Berga, etc.

Por lo que respecta a la forma que adopta en otras lenguas, tenemos: aragonés latón, castellano dialectal lodón, lodoño, gallego lodoneiro, portugués lódao. Según el máximo etimólogo Joan Coromines, tanto nuestro lledó como las formas de estas otras lenguas citadas, provienen del latín vulgar LOTO, -ONIS, derivado del latín LOTUS, tomado a su vez del griego clásico,             , que designaba entre otras plantas el lledoner.

En el caso del Lledó castellonense, la forma castellanizada María del Lidón o Lidón, aparece muy tardíamente: data de la segunda mitad del siglo XVIII. En realidad, se trata de una castellanización insólita en los topónimos antes citados, y disfraza el topónimo con el paralelismo entre la desinencia -ó y el aparente equivalente castellano -ón (hecho que también se repite con el topónimo de la ciudad Castelló / Castellón). Sin embargo, no constituye una auténtica traducción porque la palabra castellana correspondiente al lledó es almez. Al mismo tiempo, la forma castellana despalataliza el sonido consonante inicial de la palabra.

Para motivar estas breves informaciones, adjuntamos documentos en valenciano, en latín y en castellano, seleccionados

entre un número incalculable de documentación, exhumada, publicada y conocida por los historiadores y cronistas castellonenses.

Segle  XIV

1375. Quod eis concedere deberem quod in ecclesia ermita nea sub invocatione Beate Marie del ledo, in termino preffate ville constructa.

(Archivo Historico Nacional. Sección del clero, carpeta 466, doc. núm 14).

1379. Manobrer e lochtinent de sagrista de sancta Maria del lido.

- Item lo consell acorda que les teules del spital sien de santa Maria del ljdo.

(Archivo histórico municipal de Castelló, Llibre de Consells, II)

1380. Que com a la Ecclesia de Madona sancta Marja del ljdo haje mester un portal de pedra picada et lo portal de sant Anthoni lo pus xich….

(Archivo histórico municipal de Castelló, Llibre de Consells, III)

SEGLE XV

1405. In quaddam ecclesia ermitanea, vocata Senta Maria del Lido, constructa sive edificata in orta et termino ville Castillionis, capitis planicie Burriane.

- A la ecclesia e invocació de nostra dona Sancta Maria, apellada del Ledo.

- Que la administració  de la dita ecclesia de Madona Sancta Maria del Ledo.

(Archivo Historico Nacional. Sección del clero, carpeta 470, doc. núm. 10)

1427. Lo consell acorda que la ecclesia de Madona Senta Marja del Lido sie feta de volta segons que per lo maestre de la obra…..

(Archivo histórico municipal de Castelló, Llibre de Consells, nún 29)

SEGLE XVI

1559. Los Vicari perpetuo, capellans é Justicia, é Jurats de la Vila de Castelló de la Plana, delliberaren edificar, fer é construir en la basílica o ermita de la Gloriosa e Inmaculada Verge Maria del Lledó.

( Diciembre, 14. Castellón. Llibre de la Casa y hermita de Nª. Sª del Lledó, nº 7. A.M.C.

Fundación de la primera cofradía de Lledó).

1575.  Item done, deixe e llegue altres deu lliures pera l.obra e fabrica de la sglesia de nostra Senyora del Lledo.

( Arch. Parroquial de Santa Maria, Castelló. 1573, Setembre, 21. Prot Jaume Giner, núm 132).

 

SEGLE XVII.

1663. En la casa y hermita de la sacratissima Verge Maria, reyna y emperadriu del cel, Nostra Señora sots titol del Lledó, construhida en la horta y terme de la present Vila de Castelló de la Plana..

( Archivo Histórico Municipal, Castelló. 1663, agosto, 25. Prot Pere Giner. Traslado procesional de la imagen de la Virgen al nuevo santuario construido por Joan Ibañez )

1689. Tengo muy presente el decreto que Vss me dizen, en lo tocante al priorato del Santuario de Ntra Sra del Lledó y lo que se me ofrece en vista del contenido de la de Vss…..

( Archivo Histórico Municipal. Carta del obispo de Tortosa, Severo Tomás Auter, a los Jurados)

SEGLE XVIII.

1721. Capitulaciones de una casa se a de fabricar con dos habitaciones para los Beneficiados de la Virgen del Lledó, según el tenor de los Capitulos siguientes…

( Archivo Histórico Municipal. Capítulos para la construcción de la actual casa Prioral )

1724. Capítulos de la Yglesia nueva que se â de fabricar en la hermita de Nuestra Señora del Lledó, sita en el termino y huerta de Castellón de la Plana, ajustada la obra con escritura por Joseph Llopis, escribano a 8 de junio de 1724.

- Recivo muy gustoso la de Vm de 1 del corriente, en assumpto de la facultad que se me desea para bendezir el terreno donde se ha de fabricar la hermita de Ntra Sra del Lledó y colocar la primera piedra en sus zimientos…

( Archivo Histórico Municipal. Carta del obispo de Tortosa, Bartolomé Camacho, a los Regidores del Ayuntamiento de Castelló, autorizando la colocación de la primera piedra de la Basílica )

1753. Capítulos que se han de observar y cumplir en la reedificación del templo de N. Señora del Lidón de la Real Villa de Castellón de la Plana, en la que se â de hacer crucero, media naranja, presviterio, sacristías, camarín,                                        rebaxar los texados de la

nave de la iglesia que hay hecha y demás circunstancias que por su orden se hiran explicando.

 

Archivo Histórico Municipal. Capítulos para la construcción de la Basílica actual )

1765. En cumplimiento de lo que V.S se sirve mandarme en su Decreto. Digo que la dotación fixa que tiene la hermita o capilla de la Virgen del Lledó, para la manutencion y decencia y ornato es la anual pensión de 93 libras…..

Llibre de Casa i Ermita. Memorial del Vicario de Santa María al obispo de Tortosa informando de las características del Santuario.)

Como se ha podido comprobar, el sonido palatal inicial aparecía antiguamente con las grafias l -o con ll -, como era habitual en cualquier palabra comenzada . con esta consonante. Y conviene señalar también la progresiva aparición de la palabra con -i -, es decir, Llidó. De hecho, a lo largo del siglo XVI, de un total de 57 apariciones documentadas en el Llibre de les vàlues de la peita, 54 son con esta vocal y tan solo tres con – e -. Hay que destacar la explicación fonética: como se sabe, en nuestra lengua, cuando un sonido palatal se pone en contacto con la vocal e, a menudo hace que esta se cierre a i ( por ejemplo: general/ gineral ).

A la selección anterior de documentos que acompañan y avalan la palabra, habría que añadir una referencia a los usos del actual siglo XX. Es evidente que la herencia de la forma castellanizada espuria, bien avanzado el siglo XVIII, ha pesado por la presión sociolingüistica exógena, sobretodo a lo largo del siglo XIX y principios del XX.

Sin embargo la tendencia intelectual del siglo actual ha sido de fidelidad histórica, y se ha evidenciado también en la aceptación legal del nombre de fuente correcto María del Lledó o Lledó, totalmente válida en el Registro Civil desde el año 1966.

En la escritura, los usos locales más cultos son los pertenecientes a los géneros literarios. Basta, en este sentido, comprobar la generalización en los siguientes autores y obras:

Salvador Guinot, Capolls mustigats (1900)

Ángel Sánchez Gozalbo, El Nadal de Lluís i Anna Maria (1920)

Maximià Alloza, Lo miracle de la Verge (1924)

Bernat Artola, poemas Dia de la Magdalena, Cant de Mort.

Josep Pascual Tirado, cuentos De la meua garbera (1935)

Josep Barberá Ceprià, obra Del mateix Raval (1951)

Miquel Peris Segarra, Cantata dels dotze estels (1981)

 

Conviene finalmente recordar tres documentos esenciales de la Iglesia Católica que avalan la doctrina y la perspectiva institucional de la palabra Lledó: su aparición en esta forma única en la carta ológrafa en castellano del Papa Pablo VI (1966), el Breve Pontificio que decreta la declaración Basilical del Santuario, del Papa Juan Pablo II (1983), y el reciente Documento de la Penitenciaria Apostólica concediendo indulgencias para la celebración del 75 aniversario de la Coronación (1998).

Todo aconseja, por tanto, desde el punto de vista científico y cultural, la adopción institucional del apelativo genuino e histórico Lledó.

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook