«

»

Tres grandes conchas de nácar para la Casa Prioral de Lledó

Las tres grandes conchas de nácar fueron en su día un exvoto para la patrona de la ciudad, la Mare de Déu del Lledó. Constaba su existencia en los Inventarios del Santuario desde tiempos antiguos. En otros momentos se exponían en la Sala de los Mantos de la Virgen. Después fueron cedidas a la Iglesia Concatedral de la Diócesis, pero reclamadas por el Prior regresaron de nuevo a la Basílica patronal.

El pasado siete de noviembre, dos de ellas quedaron instaladas definitivamente en los vanos de la doble escalera de la Casa Prioral. La tercera será utilizada temporalmente cada año en el altar mayor de la Basílica, como fuente de agua bendita en las fiestas de Pascua.

IMG-20181107-WA0018 IMG-20181107-WA0017 IMG-20181107-WA0015IMG-20181107-WA0013

“La Zarza”. Empresa de Rubielos de Mora

Las tres piezas han sido colocadas en soportes de hierro forjado, preparadas al efecto por la empresa “La Zarza”, de Rubielos de Mora (Teruel). Los operarios de esta prestigiosa empresa Alejandro Redón Cercós, Miguel Redón Frasnedo y Emilio Bertolín Santafé han forjado el hierro para su colocación, siguiendo las pautas de otros ejemplares idénticos que se encuentran en la cripta de la Sagrada Familia de Barcelona y del Santuario de Torreciudad en Barbastro.

La misma empresa de forja fue la responsable de montar hace mas de treinta años la gran cancela de hierro, cristal y esmaltes que cierra el primer tramo de la nave de la Basílica.

IMG-20181107-WA0011IMG-20181107-WA0014IMG-20181107-WA0012

 

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook