«

»

Una reliquia de la Vera Cruz, colocada en el retablo mayor de la Basílica del Lledó.

Un fragmento de madera de la cruz de Jesús, (en latín “Lignum Crucis”), ha sido depositado en lo alto del retablo mayor de la Basílica de Ntra. Sra, del Lledó.

El “Lignum Crucis”, reliquia venerada secularmente en esta Basílica, se ha colocado entre los brazos de una escultura de un ángel con las alas explayadas. El ángel, fundido en bronce, proviene de un antiguo retablo de la Basílica, destruido en la persecución religiosa de 1936 y que ha sido hallado recientemente.

El fragmento de la reliquia de la cruz, se halla colocado en una teca metálica provista de cristal, sellada sobre lacre rojo en la parte posterior, con un sello con un escudo episcopal.

Desde ahora la reliquia de la Vera Cruz o “Lignum Crucis”, presidirá la liturgia de la Basílica desde lo alto del retablo marmóreo, a los pies de la imagen de la patrona de la Ciudad.

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook