«

»

Vínculos históricos entre la Basílida del Lledó y Santa Maria la Mayor de Roma

La Basílica del Lledó mantiene una vinculación histórica con este templo mariano desde que, el papa Clemente XI, en un Breve Pontificio otorgado en Santa Maria la Mayor de Roma concedía el 14 de junio de 1702 especiales indulgencias a quienes visitasen el Santuario castellonense. Y a instancia del clero y de los Regidores Municipales de la Villa, la Sagrada Congregación de Ritos, por Decreto de 7 de julio de 1753 ordenaba que el Oficio propio de Nuestra Señora de las Nieves, día en que se celebra la fiesta de la Basílica de Santa María la Mayor, sirviera para la celebración de la festividad de Nuestra Señora del Lledó.

El pasado 30 de Abril, la Basílica de Lledó fue vinculada espiritualmente a la Basílica de Santa María la Mayor de Roma. 

Recordamos a continuación, la proclamación de dicho vínculo espiritual:

La unión de estas dos Basílicas implica que, podrán lucrarse las mismas Indulgencias que en el primer templo del mundo dedicado a la Virgen Maria.

Y que el nombre de la Basílica de Nuestra Señora del Lledó ha quedado inscrito en las tablas históricas de la Basilica Liberiana.

 

En efecto, desde el pasado verano la Basílica de Nuestra Señora del Lledó está vinculada espiritualmente con la Sacrosanta Patriarcal Basílica de Santa María la Mayor de la ciudad de Roma.

Este vínculo espiritual es sumamente importante puesto que la Basílica Liberiana, – así conocida porque fue el papa Liberio quien la fundó -, es el primer templo dedicado a la Santísima Virgen María en todo el mundo y una de las cinco Basílicas Patriarcales o Mayores de la ciudad eterna.

Comenzó su construcción inmediatamente después del Concilio de Éfeso (431), concilio en el que la Virgen Maria fue proclamada como Santa Madre de Dios (“Theotokos”- “Mater Dei”).

La Sacrosanta y Patriarcal Basílica de Santa Maria la Mayor de Roma, siempre ha resplandecido por la devoción secular del pueblo de Dios y principalmente de los Papas, que la dotaron de numerosos beneficios espirituales.

España y S.M el Rey como “protocanónigo” de su Cabildo, están especialmente unidos a este templo desde tiempos de Inocencio X. Su cubierta está dorada con el primer oro que trajo Colón de América, por encargo de un papa valenciano de la familia de los Borja, Alejandro VI.

Este vínculo espiritual entre ambas basílicas, fue solicitado al Obispado de Segorbe-Castellón por el propio Cabildo de Canónigos de Roma y tras el envío de la documentación pertinente por parte del Obispo de la Diócesis y su aceptación en Roma, llegó la notificación a Castellón a través del propio Obispo diocesano, don Casimiro López Llorente.

El Vicecanciller de la diócesis lo puso en conocimiento del Prior de la Basílica, Mosén Josep Miquel Francés, hace algunas semanas, al remitirle el pergamino acreditativo firmado por el Arcipreste de la Papal Basílica Liberiana, el cardenal Bernard Francis Law y por el Delegado del Cabildo, Rvdo don Ciro Bovenzi, el cual ya dejamos constancia en textos anteriores de esta web.

 

Indulgencia Plenaria como en Roma

¿Que significa este Vinculo Espiritual que ahora se hace publico solemnemente?

Esta unión significa que la Basílica castellonense podrá gozar de las mismas Indulgencias y privilegios que ostenta la primera iglesia mariana del mundo católico. Por ello, junto a este rescripto en latín, también se ha recibido en la Basílica de Lledó otro documento en el que la Penitenciaría Apostólica, concede a nuestro primer templo mariano poder lucrar en determinados momentos la Indulgencia Plenaria.

El protocolo firmado por el Arzobispo Fortunato Baldelli, “Penitenciario Mayor de la Santa Sede Apostólica”, explica que bajo las condiciones acostumbradas de confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Sumo Pontífice los fieles pueden lucrar en Lledó la Indulgencia Plenaria :

1º.El día de la fiesta principal del primer domingo de Mayo (desde este mismo momento en que tras las primeras Vísperas, ya estamos celebrando la fiesta principal de la patrona de la Ciudad).

2º. En la fiesta de la Basílica de Santa María la Mayor, el 5 de agosto,(fiesta de Nuestra Señora de las Nieves).

3º. En todas las solemnidades de la Virgen Maria.

4º. Una vez al año en cualquier día libremente elegido por el fiel y

5º. Cuantas veces concurra una peregrinación numerosa.

Afirma por ultimo el decreto, que la Basílica del Lledó ha quedado inscrita en las tablas de la Basílica de Santa Maria la Mayor de Roma.

En este templo se venera el icono de la Patrona de la ciudad de Roma, – Santa Maria “Salus Populi Romani”-, cuya reproducción visitó Lledó el pasado mes de febrero, junto con la Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud.

Enlaces relacionados:

· Fotos del paso de la Cruz y el Icono de Santa María por la Basílica del Lledó.

· Revive el momento histórico en el que es bendecida y dispuesta al culto la pintura del papa Juan Pablo II

Comparte el contenido de Basílica del LLedó en tus redes sociales
    Facebook
    Facebook